top of page

Sexting: lo bueno y lo malo

Actualizado: 31 mar 2022

El internet y las redes sociales son una gran herramienta que nos han ayudado a mantenernos comunicados con las demás personas; pues nos han ayudado a establecer amistades más allá de lo que podríamos hacerlo frente a frente. Además de que también nos permite expresar y compartir nuestras opiniones sobre ciertos temas.

El internet al ser una herramienta de fácil acceso, es un lugar donde las personas pasamos un tiempo bastante prolongado. Antes necesitábamos salir de casa para relacionarnos con los demás, y ahora solo es necesario un dispositivo que nos permita unirnos a la red.

En este nuevo contexto virtual, se han creado muchas nuevas formas de relacionarse, una de ellas el sexting: el cual consiste en el envió y recepción de contenido sexual, es decir, fotos, videos y/o mensajes de naturaleza erótico-sexual.

Ya llevamos algunos años donde se ha hablado de este tema, pues es una situación que a muchas personas mayores fue muy controversial. Y con justa razón, son muchos los casos en los que el sexting ha funcionado como una forma de manipulación, acoso y otras situaciones desagradables. Pero OJO, no está mal que lleves a cabo el sexting, lo que está mal es que la persona con la que decidiste hacerlo rompa por completo tu confianza.

En nuestra cultura se nos ha enseñado que nuestra sexualidad nos debe avergonzar, pero la realidad es que no debería ser así. No debemos evadir o temerle a un tema que es tan importante en nuestra vida.

El sexting es una forma de disfrutar nuestra sexualidad, pero al igual que las relaciones sexuales debemos cuidarnos y no confiar en cualquier persona para llevarlo a cabo. Es decir, en un contexto virtual, claramente no debemos cuidarnos de un embarazo o alguna Enfermedad de Transmisión Sexual pero si hay que cuidarnos en caso de que este contenido pueda llegar a compartirse. Es muy importante que si lo llevas a cabo estés completamente seguro al igual que la otra persona, si existe la mínima duda no lo hagas y no presiones a la otra persona para hacerlo. Por otro lado, es importante que en caso de fotografías y videos mantengas discreción, es decir, oculta de la vista de la cámara todo aquello que pueda llegar a ayudar a identificar que eres tú (tu cara, alguna marca del cuerpo, el color de tu pared, tus muebles, etc). Y muy importante, siempre recuerda a quién le envías ente tipo de contenido, pues si se llega a compartir podrás reconocer fácilmente quién lo hizo.

Recuerda que es tu sexualidad, y tú decides como vivirla.

En caso de que contenido tuyo se haya difundido recuerda que la Ley Olimpia te protege. Sin embargo, muchas veces este tipo de situaciones nos puede llegar a afectar mucho emocionalmente, si es tu caso no dudes en contactarnos. Tenemos profesionales que pueden ayudarte.


¿Necesitas una asesoría en este tema? ¿

te ha sucedido algo similar y no sabes que hacer? Puedes agendar una cita con nosotros y un experto en el tema podrá ayudarte, o bien, puede iniciar un tema de discusión en nuestro foro para que nuestros expertos puedan orientarte



24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Es importante tener presente que la responsabilidad afectiva no es exclusiva de la relación de pareja, aplica en todas nuestras relaciones. Ser responsable afectivamente requiere platicas incomodas, y

Publicar: Blog2_Post
bottom of page